¿Qué es ATA?

La Federación Nacional de Trabajadores Autónomos-ATA lleva casi dos décadas defendiendo y representando al trabajador autónomo. Actualmente somos una organización de ámbito nacional integrada por más de 500.000 autónomos que han confiado en nosotros.

BREVE HISTORIA

ATA comienza su andadura en el año 1.995, cuando un grupo de autónomos ante la indefensión que sentía frente a las administraciones, y conscientes del  “gran olvido” al que se le había sometido al colectivo durante décadas, deciden aunar esfuerzos y fundar ATA, como Asociación de Autónomos. 

Cinco años después, en el 2000, ATA contaba con una gran implantación en comunidades autónomas como Andalucía, Extremadura o Madrid, entre otras, teniendo en cada territorio asociaciones independientes, de ámbito territorial. De esta forma, se decidió crear una Federación que uniese todas estas organizaciones autonómicas. Así se fundó la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA.

La Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios y Trabajadores Autónomos-ATA, se constituye al amparo de regulación contenida en la Constitución Española, la Ley 19/1997, de 1 de abril, sobre regulación del derecho de asociación sindical, el Real Decreto 873/1977, de 22 de abril, sobre depósito de los estatutos de las organizaciones constituidas al amparo de la Ley 19/1977; la Federación Nacional de Asociaciones de Empresarios y Trabajadores Autónomos se rige por las normas citadas anteriormente, por la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo, desde su entrada en vigor, y por las demás disposiciones complementarias de carácter general y prescripciones contenidas en las Normas Reglamentarias que las desarrollan, siendo ésta una Federación sin ánimo de lucro, gozando de plena capacidad jurídica y de obrar, para el cumplimiento de sus fines.

Los miembros que componen la Federación pueden ser todas la agrupaciones y asociaciones nacionales, autonómicas, provinciales y locales, sectoriales e intersectoriales, que gozan de personalidad jurídica propia y cuyo ámbito profesional comprende, a título enunciativo y no limitado, a todos los empresarios y trabajadores autónomos personas físicas, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena.

Durante estos trece años la Federación ha ido expandiéndose por todas las comunidades autónomas, ATA cuenta hoy con 78 sedes, en 45 provincias de 17 comunidades autónomas. Pudiendo así representar al colectivo de autónomos prácticamente en todos los organismos públicos autonómicos, así como hacerse un hueco y poder estar presente en todas las mesas de diálogo creadas en los últimos años por los gobiernos de las distintas autonomías.

Así pues desde la Federación, con el respaldo de las mas de 130 organizaciones que están integradas, que a su vez representan a más de 819 organizaciones y con la confianza de más de 440.000 autónomos representados, se lucha por lograr que los trabajadores autónomos alcancen el lugar y reconocimiento que les corresponde dentro del sistema económico y social del país.

ATA constituye un fenómeno asociativo sin precedentes en España, ya que la magnitud a la que representa ha sido obtenida desde abajo, esto es, no está ligada a ningún poder empresarial, sindical o político. La organización se apoya en su base asociativa.

A nivel estatal, la presencia de ATA ha sido significativa para hacer realidad muchos de los fines que se plantearon en el origen de la Federación, la aprobación de la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo, la supresión del IAE, el acceso a la formación continua, las coberturas por riesgos profesionales, tener derecho a prestaciones sociales que hasta ahora no se tenían (maternidad, riesgo por embarazo, riesgo durante la lactancia), el adelanto del cobro de la baja por enfermedad, la contratación de los hijos, la supresión de la cuota cameral, la prestación por cese de actividad …

Por otro lado, ATA se esfuerza por dar cada día más servicios a sus asociados: asesoría jurídica, formación continua, correduría de seguros, acuerdos con bancos, cajas y compañías de telefonía móvil, prevención de riesgos laborales y en definitiva poner a su disposición una gran plantilla de técnicos especializados que trabajan día a día, para mejorar la situación económico-social de más tres millones de autónomos y autónomas que existen en España.

Queda constancia por lo tanto que es la organización de referencia del autónomo/a, abanderando todas aquellas causas que son importantes para el colectivo y  haciendo un especial hincapié en los colectivos más vulnerables (jóvenes, mujeres e inmigrantes) que deciden incorporarse al mundo laboral a través de su propia iniciativa, para que cómo emprendedores, logren el éxito.

En resumen, ATA, en su historia ha conseguido muchas de las metas que sus fundadores se marcaron al principio, pero no cesa en reivindicar aún muchas de las necesidades de los/as autónomos/as los cuales son la razón de ser y de existir de la entidad. 

Dimensión institucional

La singularidad de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos-ATA tiene una peculiaridad principal que la hace diferente a muchas organizaciones de su nivel, no es otra que su nacimiento, ATA nació del colectivo, de la unión de autónomos,  de la asociación de ideas en pro de una sociedad mejor, de una sociedad más igualitaria, una sociedad en la que los trabajadores tengan los mismo derechos  y las mismas protecciones sin poner diferencias y hacer de un colectivo, trabajadores de segunda, como hasta la fecha se habían considerado.

Está unión que fue creciendo sin mucho esfuerzo, ya que la situación del trabajador por cuenta propia era tan indefensa, que se veían en la necesidad de hacer algo, de cambiar su situación.  En poco tiempo había sedes diferentes provincias y comunidades autónomas.

Este vertiginoso crecimiento pronto se hizo eco en todos los organismos públicos y privados, los autónomos que no se habían tenido en cuenta, que ni siquiera había una definición clara de este tipo de trabajador, empezaba a ser visible. Las esferas políticas empezaban a plantearse medidas de empleo destinadas a autónomos, y ATA empezaba a llevar sus reivindicaciones a todos los organismos gubernamentales.

Muchas de sus reivindicaciones  iban viendo la luz, como la baja temporal al 4º día para el autónomo o la supresión del pago al Impuesto de Actividades Empresariales.

Seis años después de su creación, ATA ya veía como muchos grupos políticos recogían sus propuestas en sus programas electorales. Y así sucesivamente, la Ley del Estatuto, reuniones con las principales cabeceras políticas en materia de empleo, etc.

ATA en sus años de historia, en su plena adolescencia, ha conseguido muchas de las reivindicaciones que se planteó al inicio, también se ha lamentado de muchas decisiones políticas que han dejado fuera al autónomo. Ha visto como entidades privadas que nada querían saber del autónomo, pronto veían el potencial de este colectivo. En definitiva ATA ha visto como de un pequeño grupo de autónomos de Córdoba se convertía en la organización de referencia a todos los niveles y escalas, públicas y privadas.

Son muchos los lugares donde estuvo y eventos celebrados, estos con invitados excepcionales, como fue S.A.R. el Príncipe de Asturias, Presidentes de Gobierno, Ministros Trabajo, Empleo o Economía, etc. ATA llevó la voz de los autónomos a la Moncloa y a Zarzuela, donde fue recibida por el Presidente del Gobierno y S.A.R. D. Felipe de Borbón.

Desde 2001 celebramos los premios Autónomo del Año, nuestro reconocimiento a la labor e iniciativas tanto privadas como públicas o personales en favor de los Autónomos. 2013 además vio nace el Foro de Emprendedores y Autónomos ATA en el que debatimos lo avanzado en materia de autónomos y lo que queda por llegar. Este Foro nace con la intención de ser un escaparate a toda la sociedad de las necesidades y voluntad de los autónomos.